El año pasado fue raro, de repente te das cuenta de que ciertas cosas carecen de la importancia que le dabas y después de meditarlo un tiempo, hice una parada en el trabajo y en la vida para pensar, para dedicarme un poco a mí misma, y para reciclar conocimientos que desde hacía tiempo tenía ganas.

Así que me puse manos a la obra y me apunté a un curso de «Marketing digital», a otro de «Escucha activa, empatía y asertividad», a uno de «Gestión de Residuos», por aquello de saber como funciona una planta de reciclaje (tenía curiosidad), el de «Marketing y Reputación On line: Comunidades Virtuales», y el último para hacer Página Web, vamos, que me he enganchado….

Y es que todo lo que sirva para aprender y poder aplicarlo a lo que haces en la vida y en tu trabajo está genial!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.